El XIII informe del Observatorio RSE de Galicia refleja que la formación permanente es uno de los aspectos laborales más valorados por las empresas

La Xunta ha publicado el decimotercero informe del Observatorio RSE de Galicia 2018 en el que se expone el estado del desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en las empresas gallegas. Se trata de un documento que se elabora cada dos años. En esta edición participaron un total de 500 compañías gallegas. En el informe se incluye por primera vez un análisis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el impacto en la rentabilidad.

Los datos obtenidos muestran que las empresas actúan, en materia de RSE, principalmente en el ámbito laboral (77,39%), seguido del social (65,71%), del medioambiental (63,28%) y del económico (36,87%).

En el ámbito laboral, las empresas encuestadas presentan tasas altas en formación y promoción del personal. Así, el 80,49% de las firmas que participaron en la elaboración del informe afirman tener un plan o una política de formación del personal: en una escala de 1 a 5, la formación permanente de los trabajadores y trabajadoras (4,16) y el empleo de calidad (4,06) fueron los aspectos más valorados (importancia alta).

Con un 62,67%, la flexibilidad horaria es la medida más destacada, seguida de la jornada reducida (36,27%). En el apartado del documento sobre RSE y desempeño económico, se aprecia que las acciones a favor de los trabajadores en materia de conciliación se traducen en un incremento del rendimiento de la empresa. Además, se refleja que las empresas con valores altos de RSE, a nivel global, presentan mejores resultados en términos de rentabilidad, liquidez y crecimiento económico, sobre todo, en las grandes empresas.

Por otro lado, el 64,25% de las empresas gallegas que formaron parte de este estudio conocen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), siendo los más señalados, en los que podrían contribuir en mayor medida, el reto 8 (fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos) y el 5 (lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas).

Indicadores medioambientales

El 41,69% de las empresas tienen indicadores ambientales para medir el impacto de su actividad, un dato que mejora en las grandes empresas (75,88%) y medianas (61,11%). Además, el 75% de las firmas manifiestan tener objetivos medioambientales.

En general, algo más del 80% de las pequeñas y de las microempresas declaran conocer la RSE superándose el 97% en las medianas y grandes empresas, por lo que el informe pone de manifiesto que el tamaño de la compañía tiene mucha influencia en el grado de implicación en la RSE. El 38% de las compañías encuestadas afirman contar con una persona o departamento de RSE y un 63,38% aseguran que desarrollan políticas en este ámbito. Además, el 79,84% informa a sus empleados de sus objetivos y estrategias empresariales.

Por último, es preciso resaltar también que en el estudio específico de las medianas y grandes empresas, el 64,25% afirman que cuentan con una política de fiscalidad responsable.

Compartir esta noticia